I PARTE

JEREMIAS 18: 1-6

...HE AQUI QUE COMO EL BARRO EN LA MANO DEL ALFARERO, ASI SOIS VOOTROS EN MI MANO, OH CASA DE ISRAEL. DICE JEHOVA.

  Mi niñez fue  marcada desde mi nacimiento, pues mis padres me engendraron al parecer no dentro de un matrimonio de buenas relaciones pues ella era menor de edad y el mayor, según comentarios naci y mi mama no quería ni amamantarme y el la obligaba, la sentaba y con  amenazas la obligaba a alimentarme. ellos tenían problemas eran dos familias diferentes, mi hermano nació y a pesar de todo nos quería mucho, provengo de una familia con raíces cristianas evangélicas, hasta que un día mi padre fue asesinado cuando apenas yo tenia 3 años y mi hermano 3 meses; el tiempo paso, mis únicos recuerdos buenos son un avión y un tren que un tío nos compro, nos criamos con abuelos y tíos  de parte de papa. recuerdo que teníamos juegos de infancia muy bonitos, pero a medida que fui creciendo me vi  aislada me sentía sola , aun siendo niña,  me sentía vacía y mi familia hacían lo que podían. recuerdo que a la edad de 12 años mi mama decidió irse de la casa de mis abuelos y tíos, eso fue duro porque a pesar de que ella era muy simple con nosotros, nos miraba no como hijos sino como hermanos, el no tenia una relación de madre-hijos, el hecho de irse nos afecto a ambos pues ya no estaba la figura paterna y en ese momento dejo de verse la figura materna. yo estaba en la etapa de la adolescencia, etapa de rebeldía y en la etapa que todo adolescente empieza a descubrir su identidad; ella se fue pero al poco tiempo demando a mi mama(abuela) por secuestro, eran unos días difíciles porque nos llevaban a los citatorios, a los psicólogos, era un proceso que en lo personal odiaba que llegara el día que teníamos que ir a la procuraduría y posterior a la fiscalía, me sentía como una pelea por un objeto, ¿quién se quedaba con ellos? por un lado los abuelos y tíos que nos criaron y por el otro la madre que nunca fue cariñosa exigiendo devolverle a sus hijos. fuimos criados con un sistema súper estricto de mi abuela y apoyada por mis tíos/as ,pero asistíamos todos los días a la iglesia, y recibí a Jesús como mi señor y salvador, también me bautice a los 11 años, todo esto por  ella.  al final  de la demanda decidió dejarnos con mis abuelos, porque no se sintió con los recursos para podernos dar estudio y lo que necesitábamos.

 

            ADOLESCENCIA…

Pasaron los años  y  estudie mi bachillerato en matemática, era un reto para mi y por eso lo hice. me iban a traer y a dejar al colegio, siempre mi abuelo, gracias a dios logre salir , pero el tiempo iba pasando y yo tenia tantas preguntas, tantas cosas con las que no estaba feliz con la vida que me había tocado, quería saber como era mi papa, que hacia, como era conmigo durante esos 3 años que vivió conmigo, pero esas preguntas no tenían respuestas porque no podía hacerlas porque mi familia se ponía mal y lloraban cuando se acordaban de el y yo no quería causarles mas dolor y entonces yo me tragaba todas esas preguntas. pero mi carácter se hacia cada vez mas fuerte, vivía con cólera y resentimientos. en resumen mi adolescencia no  fue muy agradable, no me hacia falta dinero, ropa o zapatos, pero no tenia lo principal para mi: mi padre. recuerdo también que desde muy pequeña un familiar que no mencionare nombre, abuso de mi tocando mis partes intimas por muchos años, eso hacia que yo detestara mas la vida, con muchos vacios, descontentos y frustraciones; pero en mi interior habia un texto biblico que mi mama abuela me enseño : "AUNQUE MI PADRE Y MI MADRE ME DEJARAN, CON TODO JEHOVA ME RECOGERA" SALMO 27:10. esa promesa, aunque no había tenido un encuentro personal con dios, era la que me sostenía.

 

      MI JUVENTUD Y LAS DECISIONES EQUIVOCADAS…

Entre a la universidad, empecé a estudiar profesorado en matemática y física. pero ese vacio continuaba, y mis pensamientos revoloteaban, iban y venían, recuerdo que antes de salir con mi titulo de profesora daba clases en el colegio de mis tías y lo hacia con adolescentes, desde que empecé a dar clases desde los 18 años me gusto trabajar con jóvenes adolescentes, porque sabia que también tenían problemas, les aconsejaba, pero la falta de mi padre era cada vez peor, un día en la universidad decidí ser novia de un muchacho un poco mayor que yo, tenia 20 años y el como 28, no era cristiano y  aunque ya no asistía a una iglesia ( mi familia dejo de asistir por una división que hubo de miembros en contra de mi abuela y el pastor que era un tío) pero las bases cristianas y la fe que me inculco mi abuela estaban escondidas en el fondo de mi mente y sabia que una fuente no puede dar dos aguas: o da agua dulce o salada. este muchacho no creía en dios era ateo, tal ves por lo que le había pasado, pues para la guerra también le asesinaron a sus padres y el siendo niño lo crio un sacerdote católico dándole estudio y todo. a mi familia no le agradaba la idea de que yo anduviera de novia con 20 años , entonces lo acepte de escondidas, pero al darse cuenta una de mis tías me dijo: lo cortas o te lo corto y yo le dije:  yo lo cortare. y así hice, el no quería pero al final lo deje. me sentía confundida, pues yo no tenia con quien desahogarme, por lo menos con el lo hacia, fue entonces que conocí a una alumna que tenia un cumulo de problemas y empezamos a escucharnos y nos hicimos muy amigas, salíamos juntas, comíamos juntas y así sin darnos cuenta nos empezamos a gustar, me sentía confundida, pero al mismo tiempo sentía una paz y tranquilidad cuando salíamos juntas, algo que era por poco tiempo, porque la verdadera paz, felicidad y tranquilidad eterna solo Jesús la puede dar.

el año que me graduaría de profesora con 21 años de edad, en enero me empiezo a sentir mal de salud y me descubren que tenia diabetes, cuando lo supe me dio risa, y me dije a mi misma, solo esto me faltaba que tuviera una enfermedad. y fue cuando salía mas con esta amiga, ella se sentía mal por su vida y yo con la mía. y fue pasando el tiempo y tome la decisión de irme de la casa, me fui para la casa de ella. mi familia me fue a buscar y yo no quise regresar, me imagino que se fueron tristes. pero la mama de mi amiga no quiso que me quedara esa noche allí y me sacaron eran como las 8:00 pm y llamaron los policías y leyeron mis documentos, me dijeron que si no tenia un lugar donde pasar la noche me llevarían a la delegación. y me acorde que había otra alumna cerca y me llevaron hasta la entrada de un cafetal y allí con una mochila de poca ropa en mi espalda y un palo en la mano empecé a caminar, no recordaba muy bien el camino porque solo una vez había ido anteriormente, pero dios estaba conmigo me recuerdo que la luz de la luna me alumbraba el camino y al fin pude ver la casita en medio de los arboles y cafetales. esa noche no pude dormir.

pero no me imaginaba que seria el comienzo de la trampa que el enemigo pondría, para ganar mi alma, aunque para la mayoría de los jóvenes y adolescentes parece que lo que hacemos esta bien, no pecamos o sentimos que es correcto; pero la palabra de dios que es el libro guía de nuestra vida dice en PROVERBIOS 14: 12 " HAY CAMINO QUE AL HOMBRE LE PARECE DERECHO; PERO SU FIN ES CAMINO DE MUERTE"

II PARTE

Luego de este problema decido regresar a casa, pues me dicen que mi mama abuela se pone mal de salud. pasa año y medio y sigo viviendo igual, sin ganas de vivir, muchas veces desee no vivir. no se si tu que estas leyendo estas líneas, alguna vez te haz sentido como yo me sentía, sin ninguna esperanza, una vida muy vacía, hueca y al fin tomo la decisión final de irme totalmente de la casa a escondidas, sin avisarle a nadie, me fui una mañana de abril, empecé a trabajar en instituciones privadas, alquilaba habitación en la casa de una amiga que habíamos estudiado juntas en bachillerato, allí vivía la mama de mi amiga y su hermana. trabaje en un colegio cristiano, escuchaba la palabra de dios, pero entraba por un oído y salía por el otro y a veces creo que ni siquiera entraba. en ese lugar empecé a ser acosada sexualmente por la hermana de mi amiga, ella es lesbiana; luego por una alumna del colegio, fue entonces que solicite trabajar con el gobierno en el ministerio de educación y Dios me dio la oportunidad de tener plaza oficial, fue entonces que me voy a trabajar a otro departamento de aquí de El Salvador, eso sucedió en el año 2003. pero el diablo andaba persiguiéndome al ver mi debilidad y hacerme caer, fue entonces que empecé a pecar totalmente contra Dios, decidí vivir con la alumna que había conocido anteriormente con problemas. Ese es uno de los pecados en los cuales la mayoría de adolescentes y jóvenes de hoy en día caen por ser la trampa que el diablo coloca y no andamos o caminamos correctamente con Dios. muchos están como yo estaba con un pie adentro y el otro afuera. tal cosa no le agrada a Dios

yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡ojalá fueras frío o caliente! 16 así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

apo 3:15-16

como creyentes necesitamos constantemente tener calor espiritual y emocional añadido a nuestro caminar con el Señor, o nos pondremos tibios. necesitamos una llenura incesante de su presencia. una relación de amor incesante. la oración incesante. la adoración incesante. un renovamiento incesante de nuestras mentes con la palabra de dios. de no ser así, rápidamente nos llegamos a ser cristianos tibios. aquellos creyentes que no son una amenaza al reino de satanás. una gente que es incapaz de cumplir algo por el Señor.

Paso el tiempo y quería hacerle creer a Dios que estaba bien con El, porque no fumaba, no tomaba, no andaba en antros de perdición, de mi trabajo a la casa, cuando me preguntaban decía que era cristiana, pero todo era de diente a labio. así fue creciendo mi orgullo, mi carácter, mi altivez, el diablo me hizo creer que esa vida era la mía, la que yo andaba buscando, me llegue a sentir autosuficiente económicamente, me vestía con ropa de marca, en fin el diablo me hizo creer que había encontrado mi felicidad. así transcurría el tiempo desde el 2003 hasta principios del 2007, cuando entro nuevamente ese vacio en mi, esta vez iba de vez en cuando a una iglesia, pero empezó una necesidad biológica muy dentro de mi y era la de tener un hijo, mis planes eran salir embarazada de un hombre sin tener compromisos con el, me decía a mi misma que yo sola lo podía criar sin necesidad de un hombre al lado, intente salir embarazada pero eso no ocurría era decepcionante hacerme las pruebas de embarazo el cual decía negativo. empezó una desesperación dentro de mi y empecé a trabajar psicológicamente con la persona que había caído en pecados sexuales de mi mismo sexo a decirle que era necesario que ella tuviera un hijo e hiciera su vida con un hombre. pero en realidad era Dios que empezaba a cambiar mis pensamientos y las ideas erróneas que tenia en mi mente; un día estando yo sola me dije: bueno si a mi me hizo falta tanto mi padre y yo deseo un hijo, ¿quien soy yo para negarle el derecho de un padre a mi hijo/a? fue cuando empecé a pensar diferente, no era mucho pero por lo menos en ese entonces decía, si salgo embarazada y el padre de mi hijo/a quiere verlo o conocerlo, se lo puedo prestar, no se, un fin de semana..., cuando recuerdo eso digo: oh dios, cuan grande eres!!!! tu tenias otros propósitos, otro camino diferente al que me había trazado. para junio del 2007, Dios empieza a trabajar conmigo como el alfarero, y yo sin darme cuenta; un día en mi adolescencia me dije que nunca perdonaría  a mi mama por habernos abandonado, y en junio de ese año, un día, no recuerdo, me sentía tan desesperada, intranquila, que no fui a trabajar, me eche a llorar como una niña, llore toda la mañana, en la tarde decidí ir a buscar a mi mama y pedirle perdón por todas las ofensas que le había hecho desde niña, nunca supe que era un abrazo de una madre, un beso, un consejo, un acercamiento madre-hija, claro ella nos abandono a mi hermano y a mi, pero Dios empezaba a moldearme. cuando llegue donde ella me coloque enfrente y le hable , ella no me conocía, la ultima vez que me vio era cuando tenia 15 años, me llevo un pastel para mi cumpleaños y yo no quise nada de ella por la herida que tenia de habernos dejado, y volvía con 28 años, cuando le dije quien era se echo a llorar encima de mi, desde ese día sentí una carga menos en mi espalda, la amargura, el odio que sentía y un día hasta de quererla matar por que ella intento matar a mi padre, pero se había ido. era Dios empezando  a limpiar mi interior. sabes que si no tenemos limpio nuestro interior es en vano que finjamos exteriormente estar bien con Dios.

para septiembre del 2007 regreso a la casa donde me vio crecer, desde que me fui no había regresado, sabia que un día iba regresar pero no me imagine por las condiciones que lo haría, me doy cuenta del asesinato de primo hermano, el mayor, con el que nos habías criado mi hermano y yo, fue muy duro.

 

EL PRINCIPIO DE LA PRUEBA MAS GRANDE...

Estando alejada de Dios, sabia que la vida que llevaba no le era de agrado al señor, en mi interior lo sabia muy bien, pero al conocer a Alberto, el que era diferente, eso marco una diferencia en mi vida. salí embarazada de él, recuerdo que el lloro cuando vio la respuesta positiva de embarazo, nos alegramos mucho; así transcurrió el tiempo, al llegar a los 7 meses, los doctores especialistas observan por ultrasonidos que mi hija venia con problemas en sus riñones y parte genital. fue desesperante, ese día camine y camine bastante, muy triste, desconsolada. Los médicos me dejan en reposo, pero cuando regreso. la situación era peor, no había liquido amniótico y era urgente que mi hija saliera del vientre. anteriormente el medico había tomado la decisión de parto provocado, pero ese día dejo que nosotros los padres tomáramos la decisión, salvarme la vida a mi, pues porque medicamente no se podía hacer nada con ella o salvarle la vida y ver que se podía hacer utilizando la cesárea, y así nació un 8 de agosto del 2008; fue aquí el comienzo de este largo camino que se volvió desesperante, doloroso y frustrante, al nacer ingreso al hospital de niños, al mes me pidieron la orden de diálisis, estas empezaron poco a poco hasta que las llego a necesitar las 24 horas del día, una tras otra, los 7 días de la semana, era terrible verla con tantos aparatos, sintiéndome culpable y no poder hacer nada por ella, en ese momento hubiese dado mi estomago, mi cuerpo completo para que me hicieran a mi los procedimientos, pero no a mi hija. pasaba noches enteras llorando, preocupada, preguntándole a Dios, ¿ porque a mi ?, sin reposo por la cesárea, así subía teniéndome el vientre hasta el cuarto piso o tercero de ese edificio de once pisos, cada vez era peor, llegando al extremo de decir que Dios no existía, hoy después le he pedido perdón por ello, y se que me ha perdonado. Un día mi hija lloraba, no era hora de visita, la podía observar a traves  del vidrio, tenia como 3 horas de llorar, nadie la asistía, llego la hora de la visita, entre, seguía llorando, no podía cargarla por que estaba llena de aparatos, y viendo hacia la capital, desde ese tercer piso, levante la vista hacia el cielo y con un nudo en la garganta y llena de cólera contra Dios, le dije: “ si de verdad existe, compruébamelo hoy, este día, deja que cargue a mi hija en mis brazos y pueda dormirse”, me incline en la incubadora sobre mi hija, viéndola llorar, me seque mis lagrimas, con una cólera enorme, no había pasado 5 minutos cuando sentí una mano en mi hombro, era una de las enfermera, por cierto una de las mas enojadas, me dijo: “ señora vaya a traer una silla, le sacare a su hija para que la tenga en sus brazos”, ese día sentí, que Dios me estaba contestando lo que le había pedido, peo muchos se pueden preguntar,¿ entonces porque no le sanaba a su hija?  La respuesta es sencilla, pero difícil de aceptarla: nosotros como humanos no podemos obligar a Dios a hacer lo que nosotros queremos, El lo hace cuando El quiere, con quien quiere y el día que quiere, ¿ porque?, porque El es Dios y es parte del proceso por el cual nos esta llevando. Estando ella hospitalizada me case con mi esposo, padre de mi hija, lo ame mas y mas, y me sentía bien ante Dios. Ese era uno de mis pactos con El.

Así, pasaba el tiempo, al llegar a 2 meses de nacida la remitieron a la unidad de nefrología, allí me permitían estar todo el día con ella, cuidándola, no me separaba, tenia problemas muy serios con el personal de enfermería, médicos internos y hasta residentes, porque cometían muchos errores, y tenia que ir a parar a la UCI, intubada, mi hija entro 7 veces a quirófano para ser intervenida por cambios de catéteres cuando estos ya no funcionaban para diálisis, o por que colocaban catéteres para administrarle medicamentos, y estos llevaban mucho riesgo por su corta edad, estuvo 11 veces en la UCI, los médicos se asombraban porque ella salía de los quirófanos llorando, pataleando, peleando con las enfermeras. Muchas veces desfilaban para pincharla y extraerle sangre para analizar las toxinas de su cuerpo y hubo un momento que ya no lloraba solo salían, lagrimas de sus ojitos, viéndome, y yo no podía hacer nada… un día ya no soporto mi cuerpo y no podía caminar, los nervios de mis pies, no funcionaban, me ingresaron al hospital, era duro para mi, las dos hospitalizadas. Pero así, seguí cuidándola; cuando cumplió 5 meses de nacida me dijo la nefróloga, que había posibilidad de que me la llevara a casa, pero tenia que someterme a aprender a dializarla, construirle un cuarto hermético como el del hospital, para hacerle las diálisis, fue entonces que empezamos el proceso, Dios  abrió muchas puertas, la diálisis ambulatoria peritoneal para bebes no existía aquí en el país, se abrió con ella, habían exámenes muy caros, que el seguro se los cubrió, y estos nunca habían sido aprobados, al fin en marzo del 2009 logramos sacar a mi hija como a las 7 de la noche, fue el mejor día, dormimos en casa. Mi hija trajo muchos cambios en ese hospital, habían médicos que eran enemigos, pero tenían que trabajar en equipo para la salud de ella y así establecieron nuevamente amistad, las enfermeras empezaron a cambiar, se mostraban mas amigables, varias personas aceptaron a Cristo, porque mientras ella estaba hospitalizada cuidada por mi esposo , salía con un equipo de hermanos en Cristo a ganar almas, se asustaban de verla que seguía luchando, ella no demostraba la enfermedad, cuando llego a casa fue cuando  cambio su carácter, a ella no le gustaba el color blanco, por las enfermeras, en casa reía, disfrutaba estar con nosotros; así pasamos 2 meses y medio, en casa pero visitábamos el hospital 3 veces a la semana para las inyecciones que les colocan a los niños renales, pero el 1 de junio, convulsionó, y tuve que llevarla al hospital de emergencia, desde ese día, mi hija no salió, entro a la UCI, se contamino de bacterias, se complico todo, con mi esposo empezamos a clamarle a Dios, creíamos mucho en un milagro, pero llego el momento que ya no se pudo dializarla y tenían que recurrir a la ultima alternativa para tenerla con vida: la hemodiálisis, esto consiste en conectarla a un aparato, que le sacaría toda la sangre, por un filtro, la limpiaría de toxinas y por medio de otro filtro introducírsela nuevamente, pero este proceso nunca se había practicado en bebes, por lo que el riesgo era igual, no se hacia nada, moriría, y si se le practicaba la hemodiálisis, corría riesgo también de morir, era igual, recuerdo que lo que hicimos fue entregársela a Dios, le dije: “Señor, ya no quiero ver mas a mi hija sufrir, ya tiene mes y medio sedada, si es tu voluntad, por favor, llévatela, es tuya, te la entrego” esa era la oración mas difícil que había hecho en toda mi vida, entregar lo que mas amaba en esta tierra, mi hija, que había deseado por años atrás, la que me desde que estaba en mi vientre, había cambiado mi vida, me sentía por completo mujer. Ningún medico que la conocía quería tocarla, por la condición en que estaba, tiempo atrás cuando tenia un mes y andaba desesperada porque me pedían autorización para diálisis, conocí, a un Pastor, el hermano Luis Fernando, él tiene un Ministerio que Dios le ha dado de oración y sanidad en niños del hospital, el y su esposa estuvieron con nosotros en todo este proceso, ayudándonos espiritualmente y en todo aspecto, cuando mi hija estaba en la UCI, íbamos a vigilias, a pedir oración a toda iglesia que veíamos abierta, había mucha gente orando y clamando a Dios a nivel nacional y fuera del país, pero Dios parecía no responder.

El domingo 2 de agosto como a las 5 de la tarde, entraban muchas enfermeras, personal de limpieza, médicos y me decían que entraban a verla, pero salían llorando, ese día nos fuimos a casa a dormir en la noche y el día lunes teníamos que decidir sobre autorizar o no la operación para colocar el catéter de hemodiálisis, estaba dormida cuando de repente sentí que alguien me despertó, vi la hora 8:30 am desperté a mi esposo y nos vestimos para irnos, en el camino sonó mi celular, eran los médicos que querían contactarse con nosotros teníamos que llegar rápido, cuando llegamos y nos abrieron la puerta, mi hija ya no estaba en la cuna, estaba vacía la habitación, había fallecido, murió a las 8:30 am.

En ese momento lloramos con mi esposo, su partida, pero en el fondo sabíamos que ella estaba gozando en la presencia y en los brazos del Señor, sin agujas, sin dolor, sin tubos en la boca y en el cuerpo. Poco a poco Dios ha ido dándome respuestas, el porque permitió todo esto, un día sentí la necesidad de leer la biblia y me entro desesperación por leerla y Dios puso en mi corazón SALMO 32:8-9

8. TE HARE ENTENDER, Y TE ENSEÑARE EL CAMINO EN QUE DEBES ANDAR; SOBRE TI FIJARE MIS OJOS.

9. NO SEAIS COMO EL CABALLO, O COMO EL MULO, SIN ENTENDIMIENTO, QUE HAN DE SER SUJETADOS CON CABESTRO Y CON FRENO, PORQUE SI NO, NO SE ACERCAN A TI.

Otro pasaje de la Biblia dice en HEBREOS 12:5-6

5. HIJO MIO, NO MENOSPRECIES LA DISCIPLINA DEL SEÑOR, NI DESMAYES CUANDO ERES REPRENDIDO POR EL;

6. PORQUE EL SEÑOR AL QUE AMA, DISCIPLINA Y AZOTA A TOSO EL QUE RECIBE POR HIJO.

Hoy ya pasado un año 4 meses de su partida, el diablo, ha querido votarme, de muchas formas, con mi salud, en mi trabajo, con mi economía, con mi familia, con mi esposo, en la iglesia, pero no ha podido, porque en Cristo somos mas que vencedores, mi hija me dejo una gran lección y es la de luchar hasta el final, ella vino a mi vida, no a quedarse, porque fue la misionera que Dios envió para hacerme entender que ya no me quería fuera de sus caminos, por medio de ella reconocí al Señor como Señor y dueño de mi vida, muchas han sido las situaciones que mi familia y yo hemos pasado, han sido mas tristezas que alegrías, mi bisabuelo no pudo hacer pacto con el diablo, se enojo y terminó quitándose la vida, asesinatos, enfermedades mortales y complicadas como cáncer, Alzheimer, diabetes, insuficiencia renal crónica, pobreza, eso es lo que roda aun hoy en día a mi familia; yo actualmente sigo adelante, voy al hospital donde falleció mi hija a orar y animar a las madres que están con una sed de Dios, sirvo en la iglesia;  PERO TU QUE HAZ LEÍDO MI TESTIMONIO, TE DIGO CON TODA AUTORIDAD DE PARTE DE DIOS: LA VENIDA DE CRISTO ESTA CERCA, QUIZÁS HABRÁS PASADO O TE ENCUENTRES PASANDO PEORES CIRCUNSTANCIAS QUE LAS QUE YO HE PASADO, YO NO ESTOY DISPUESTA A RETROCEDER POR NADA DE ESTE MUNDO, PORQUE TENGO LA CONVICION QUE DIOS ES EL DADOR DE LA VIDA, EL DA Y EL QUITA, Y SI ESTAMOS CON VIDA ES PORQUE EL TIENE UN PROPOSITO MUY GRANDE EN TU VIDA, QUIZAS NO ENTIENDAS POR EL MOMENTO LO QUE ESTAS PASANDO, PERO EL PERMITE LAS COSAS PARA MOLDEARNOS, ASI COMO EL ALFARERO SI NO SIRVE LA PIEZA QUE ESTA HACIENDO, LA DESHASE Y LA VUELVE A HACER, PERO ES UN PROCESO Y ESA VASIJA TIENE QUE SER PASADA POR EL FUEGO PARA PULIRLA. EL TRATO DE DIOS NO ERA CON MI HIJA ERA CONMIGO, LA BIBLIA DICE QUE DE LOS NIÑOS ES EL REINO DE LOS CIELOS. SI TU VIDA ESTA SIN SENTIDO, NO PIERDES NADA CON PROBAR LA VIDA EN CRISTO, NO ES FACIL, PORQUE MUCHOS QUERRAN Y NO PODRAN, PERO DIOS MANDO A SU HIJO JESUS A MORIR POR CADA UNO DE NOSOTROS NO IMPORTANDO LO QUE HAYAS COMETIDO, CRISTO PAGO POR TI EN LA CRUZ, SOLO RESTA QUE LE PERMITAS ENTRA A TU CORAZON , RECONOCERLO COMO DIOS Y  SALVADOR Y VERAS COMO TIENE SENTIDO LA VIDA.

SI NO HAZ RECIBIDO A CRISTO TE INVITO QUE HAGAS ESTA ORACION:

Señor Jesucristo:

Yo te necesito. Reconozco que tú moriste
por mis pecados. Te pido que entres a mi vida como Señor y Salvador, y hagas de mi la persona que tú quieres que yo sea”  Amen

 

 

 

 

Si sientes en tu co JESUS TE AMA Y YO TAMBIEN

DIOS TE BENDIGA.

derosa_rov@hotmail.com

masalladelsol.jimdo.com